Ypsi – Manuel Iglesias Soilán

Psicología, talleres y proyectos educativos

¿Y psi … tuvieras muy PRESENTE tus fantasmas del PASADO (ex parejas) y eso te impidiera AVANZAR?

Posted on

“Un gran error es arruinar el presente recordando un pasado que ya no tiene futuro”

Anónimo

El 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos, es una fecha donde se visita a los difuntos en los cementerios. Este día se celebra porque fue instaurado por la Iglesia Católica a principios del siglo IV debido a la Gran Persecución de Diocleciano. Fueron tantos los mártires caídos por el poder romano, que la Iglesia decidió marcar un día para dedicárselo a ellos.

Esta festividad me ha inspirado a que me adentre en un tema que surge en terapia de forma frecuente, algo que afecta a personas de todas las edades y géneros. Observas a tu paciente que parece un alma en pena, atormentado por sentimientos de culpa y descubres que es debido a que vive rodeado de tumbas, de sus difuntos “ex parejas” sobrevolando como fantasmas su mente, y ellos se sienten como viudos o viudas eternos reprimiendo sin darse cuenta de muchas emociones.

El tiempo pone a cada uno en su lugar

Quien más y quien menos tiene en su haber un equipaje lleno de situaciones y experiencias sentimentales vividas al lado de una o varias personas a lo largo de su vida. Que esas relaciones pudieran terminar, no implica que estén superadas o mucho menos que se hayan olvidado de golpe y porrazo. Se dice que el tiempo es la mejor cura para superar esas heridas, pero, no es lo mismo superar una ruptura si la dejas tú (y por los motivos que sean) que si te dejan (por los motivos que te dijeran) o si es de mutuo acuerdo (para beneficiarse ambos).


Cerrar puertas

Escarbas un poco en esa herida y te encuentras que esa persona está buscando responder a un “por qué” le ha sucedido “eso” con su ex. Ese “disco rayado” que se reproduce en la mente, queriendo averiguar lo que tenía el otro en su cabeza y sus motivos, conllevando a un desgaste infinito, que implica no avanzar para superar un duelo sentimental, que si después comienzas una nueva relación tienes ahí metido ese cúmulo de melancolía, y, sin darte cuenta, sigues como un viudo-nostálgico-leal a ese amor del pasado, impidiéndote entregarte a lo que te pasa ahora.

Cuando extrañas ciertas cosas y comparas todo el tiempo lo que hacia este o aquel otro en las situaciones que vives con el actual novio o novia, son indicativos de que sigues fiel al ex.

Lo realmente humillante surge cuando mencionas a esa ex pareja a tu actual, consiguiendo sabotear todo esfuerzo “del nuevo”, que no sabrá qué hacer para agradarte.


Autoanálisis

Llegamos por fin a la parte en que te sinceras y te das cuenta que así no quieres seguir, que tus experiencias pasadas sentimentales son las protagonistas de tu día a día, y ya es hora de dejarlas atrás, y te haces la pregunta mágica:

¿qué hago para superarlo?,

pues bien:

  • Acepta que lo sucedido pertenece a tu pasado y no lo puedes cambiar. Si convives en negatividad no crecerás jamás como persona.
  • Sé honesto contigo y con tu pareja actual (si la tienes), dile como te sientes, lo que te pasa con tu pasado: EXPRÉSATE.
  • Tu vida ahora es otra, no permitas que tu pasado se vuelva protagonista absoluto.
  • Responsabilízate de tus fallos, asume tus equivocaciones con tu ex.
  • PERDONA. Es la única salida para liberarte, si fuiste lastimado o fuiste tú quien “la cagaste”. Elimina ese sentimiento de culpa.


Los Fantasmas de mis EX (2008)
PELÍCULA RECOMENDADA:
Los Fantasmas de mis EX

Cabos sueltos

Si te dejaron sin darte una explicación, si te trataron como no merecías, si te pusieron los cuernos o te dejaron por otro u otra, te preguntarás;

¿Cómo puedo perdonar todo eso?, ¿me lo volverán hacer?

Si temes que vuelvan a hacerte daño; no te entregarás totalmente ni comprometerás. Si temes que vuelvan a engañarte; te volverás celoso y controlador, no desearás pasar por lo mismo, ¡es normal!

Pero te olvidas de un pequeño detalle:
¡No estás con la misma persona y ni siquiera estás viviendo la misma relación!

Te estás defendiendo en tu presente de algo que ha pasado antes y eso no es justo. Nadie debe pagar los platos rotos de otros, si algo temes es que aún no lo has superado y te lo debes a ti mismo; libérate.



Una nueva oportunidad

Cada relación te ofrece una oportunidad de crecimiento, pero lo más importante que deberías aprender es que al finalizarlas, deberías recuperar esa confianza en ti, tener paciencia y abandonarte a la incertidumbre de la vida.

Analiza quién fuiste en cada una de esas relaciones y cómo te comportaste, observa esa evolución en ti y agradece todo lo que te aportaron, recordando con cariño a esa persona que ha formado parte de tu pasado como si fuera tu maestro, pero sin resentimientos. Solo comprendiendo lo que sucedió sin culpar a nadie, al tomar conciencia, podrás superarlo. Confía en ti mismo y en lo que sucede en estos momentos de tu vida, ábrete a nuevas experiencias y crea tu realidad desde otra perspectiva. No busques el mismo patrón de tu pasado.


Ritual de despedida

Bien, vamos a dejar el pasado atrás con un ritual de despedida, algo muy típico que decimos los psicólogos en consulta. Yo suelo recomendar cualquiera de estas tres formas:

  • Escribe una carta donde puedas expresar todo lo que sientas, agradeces lo vivido y te despides deseándole lo mejor. Lees la carta, la lloras, la rompes y la quemas.
  • Imagínate que lo tienes delante sentado en una silla te sitúas en frente y le dices todo lo que piensas. Pídele que te regrese todo lo que le diste, lo que crees que perdiste (alegría, confianza, pasión), luego le agradeces el aprendizaje, te despides y te vas.
  • Coge un globo, mientras lo soplas, piensa todo lo que te gustaría decirle a ese ex, al terminar, sin atarlo, lo sueltas, de esa forma según se va volando y aflojando, alejarás tus emociones. Luego coges el globo desinflado y lo tiras.

Cosas que NO ayudan a superar a un ex:

  • Seguir en contacto vía whatsapp o redes sociales. Es decir estar al tanto a cada momento de lo que hace o dice o darle a todo “me gusta” de lo que publica.
  • Conservar cartas, SMS, o fotos.
  • Ir a los mismos sitios comunes. O preguntar por el/ella a amigos en común.
  • Devuélvele todas sus cosas o elimina regalos de la vista.
  • Hablar mal de él/ella. Tampoco hables mucho sobre él/ella.
  • No copies las rutinas que hacías con él o ella con tu pareja actual.

Y recuerda:
Cambia todos tus “por qué” por “¿para qué?”