Ypsi – Manuel Iglesias Soilán

Psicología, talleres y proyectos educativos

¿Y psi… la ansiedad nos juega una mala pasada a la hora de rendir?

Posted on

“Si nuestro pensamiento es sencillo y claro, estamos mejor equipados para alcanzar nuestras metas”

Aaron Beck

Cuántas veces la ansiedad nos ha generado replanteos al momento de rendir…

¿y si no se lo suficiente? ¿si me pongo nervioso y no me sale? ¿si no obtengo el resultado esperado?

La Ansiedad ante Exámenes (AE) es una problemática con gran prevalencia en el ámbito académico y con consecuencias tanto para la salud como para el progreso en la carrera.

Un resultado adverso en un examen podría impedir, retrasar o dificultar el ingreso o el avance en la carrera, el acceso a becas u otros logros.

En el campo subjetivo, las valoraciones y atribuciones que el alumno realice de su fracaso, pueden disminuir su autoestima y generarle sentimientos de incompetencia que incrementen su malestar subjetivo, contribuyendo al abandono o la demora indefinida en el avance de su carrera (Gutiérrez, 1996).

En los últimos años los estudios en el campo de la ansiedad cada vez son más y es mucho lo que ya sabemos de ella:

Es una emoción básica y adaptativa que nos pone en alerta ante algún peligro.

Este sistema de “aviso” nos prepara para actuar ante situaciones alarmantes. Muchas veces, por diversos factores (genéticos, ambientales), percibimos situaciones que no son un peligro en sí mismo, pero nuestro cerebro puede interpretarlos erróneamente a través de distintas formas (magnificando la situación, por ejemplo), es allí cuando se dispara la alarma de la ansiedad.

La ansiedad tiene diferentes manifestaciones:
– A nivel cognitivo (pensar que algo malo podría sucedernos).
– A nivel fisiológico (dolores en el cuerpo y diversos síntomas físicos como tener palpitaciones, mareos, sudoración, entre otros).
-A nivel motor (hablar o moverse rápidamente, evitar situaciones, etc.).

Si bien la AE no se encuentra clasificada como entidad clínica propia en losmanuales de diagnóstico y clasificación reconocidos internacionalmente (DSM, CIE-10), su campo de estudio ha tenido un reconocimiento muy amplio tanto en el ámbito de la salud como académico y presenta características propias consensuadas por los investigadores:

Se requieren mayores esfuerzos y recursos atencionales (y por lo tanto se debe emplear mayor tiempo en la incorporación y procesamiento de la información).

-Son comunes las preocupaciones relacionadas con la posibilidad de desaprobar o no tener el rendimiento esperado.

-A nivel conductual se generan postergaciones y aplazamientos en el estudio.

-A raíz de lo anterior se ve menoscabada la autoestima y se refuerzan los sentimientos de incompetencia.

Cuando la evitación conductual de los exámenes orales se torna recurrente, genera algunas consecuencias negativas en la vida del estudiante. Entre otras, produce retrasos en la carrera, pérdida del grupo de referencia y sentimientos de vergüenza y culpa asociados al ocultamiento de la situación ante la familia por temor agenerar enojo o decepción (Arana,2002, Furlan, 2013).

El espectro de intervenciones para disminuir la AE es amplio y varía en sus fundamentos, características técnicas y en los resultados obtenidos con su aplicación. De manera general pueden agruparse en dos categorías: las que emplean técnicas específicas para el control de la ansiedad, solas o integradas en programas de componentes múltiples y las que promueven el incremento de las habilidades para estudiar y rendir (Furlan, 2013). Dichas intervenciones comprenden un conjunto de técnicas psicológicas destinadas a obtener aprendizajes nuevos para regular la ansiedad:

  • Técnicas de reestructuración cognitiva: para identificar aquellas creencias y pensamientos negativos (distorsionados) que provocan ansiedad y poder modificarlos.
  • Técnicas de relajación: Distintas técnicas han demostrado eficacia para modificar la respuesta fisiológica de la ansiedad (respiración diafragmática, relajación muscular progresiva, imaginación guiada, entre otras)
  • Técnicas conductuales: para aproximarse progresivamente a las situaciones temidas y obtener mayor control del entorno.
  • Técnicas orientadas a incrementar habilidades para aprender y rendir exámenes: destinadas a la organización del tiempo de estudio, a determinar los déficits relacionados a la forma en que se estudia (selección de contenidos, métodos de incorporación y apropiación del contenido, etc.).
  • Otros programas buscan optimizar el desempeño durante la evaluación mediante técnicas de manejo del tiempo, reordenamiento de los ítems del examen de acuerdo con su dificultad, comprensión de consignas y aprovechamiento de fuentes de ayuda u orientación externa (Dillard, Warrior-Benjamin, & Perrin, 1977).

La ansiedad ante exámenes es un problema que afecta a gran parte de la población estudiantil. Conocer sus causas, manifestaciones y estrategias utilizadas para afrontarla es importante para determinar (con ayuda de un profesional), que intervenciones nos pueden servir… y como última recomendación: si sientes que no lo has visto todo,

¡Pues mejor empieza a estudiar pronto!

Chica con ansiedad ante los exámenes
Imagen de: http://drcormillot.com/la-ansiedad-ante-los-examenes/
Chica con ansiedad ante los exámenes
Imagen de: DrCormillot.com

Citas Bibliográficas Principales:

Arana F.G. (2002) Fobia social como problema de alto perfeccionismo: estudio de caso aplicando un tratamiento cognitivo conductual. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 3 (2002), pp. 191-209

Dillard, M., Warrior-Benjamin, J., & Perrin, D. W. (1977). Efficacy of test-wiseness on test anxiety and reading achievement among black youth. Psychological Reports, 41, 1135-1140.

Furlan L. (2013) Eficacia de una intervención para disminuir la ansiedad frente a losexámenes en estudiantes universitarios argentinos. Revista Colombiana dePsicología, 2 (1) (2013), pp. 75-89, 10.15446/rcp

Gutiérrez, M. (1996). Ansiedad y deterioro cognitivo: incidencia en el rendimiento académico. Ansiedad y Estrés, 2 (2-3), 173-194.