Ypsi – Manuel Iglesias Soilán

Psicología, talleres y proyectos educativos

¿Y psi… lo jurídico es mucho más que crimen y violencia?

Posted on

“La línea entre el bien y el mal es permeable, y casi cualquiera puede ser inducido a cruzarla cuando se ve presionado por fuerzas situacionales”

Philip Zimbardo

Hoy vamos a hablar de, tal vez, una de las ramas menos conocidas de la psicología, o por lo menos de las menos dadas a conocer en nuestras aulas, siendo que en los planes de estudio de las universidades españolas podemos ver que es más bien poco frecuente,

hablo de la psicología jurídica y vamos a intentar esclarecer en qué consiste.

En primer, lugar es una rama de conocimiento que incluye muchos ámbitos aplicados. La podríamos definir a grandes rasgos como un

ámbito entre el mundo del derecho y la psicología

que estudia e interviene en aquellas variables psicológicas que afectan a la conducta legal de las personas, incluyendo a la psicología forense, pero también la psicología penitenciaria, de la delincuencia, judicial, policial, de fuerzas armadas, victimología y mediación.

Principalmente este artículo pretende dar a conocer las oposiciones del ámbito más comunes, aunque también daremos pinceladas de todas ellas.

Dicho esto:

¿Qué hace un/a psicólogo/a en una penitenciaría?

En primer lugar, aún no existiendo la figura profesional de psicólogo penitenciario sí es cierto que, en la oposición al Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias, hay plazas dedicadas tanto a derecho como a psicología. El trabajo que se realiza es de clasificación, evaluación e intervención sobre el preso/a, yendo desde un informe inicial en su ingreso para prevenir conductas autolesivas o suicidas, a programas de carácter psicosocial para la rehabilitación, estudiar la posibilidad de reincidencia y temas administrativos como inspecciones de los centros o informes con distintos objetivos.

El requisito para acceder a la oposición es el grado o licenciatura en psicología, seguido de un proceso de selección teniendo la oposición cuatro fases: examen tipo test, exposición oral, traducción y elaboración de informe. Tras todo esto, un periodo de prácticas donde recibirás formación en academias y en los centros, quedando con la calificación de apto o no apto.
Lo que quiero decir es que quede claro que no consigues trabajo o plaza solo con un examen de los conocimientos de tu carrera, que es una duda habitual entre gente que nunca a opositado.

En los cuerpos de seguridad del estado nos podemos ubicar en los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas, en el Cuerpo de Sanidad:  Especialidad de Psicología, lo que podríamos llamar psicología militar, donde se trabajaría tanto sanitariamente en los casos que así lo requieran, como tratamiento del estrés, así como formación en entrevista aplicada al interrogatorio o evaluación de aptitudes.

Para acceder se puede desde dos vías. Vía promoción si ya estas en el ejército, o por oposición, la cual consta de dos fases: concurso y la fase de oposición. Esta última consta de una prueba de conocimientos de la especialidad, prueba de inglés y prueba de aptitud psicofísica (sí, tienes que correr).

También como curiosidad, el principal requisito es de nuevo el grado o licenciatura, ni MPGS ni PIR aunque la oposición sea al Cuerpo Militar de Sanidad; es decir harías actividad sanitaria saltándose la habilitación que requeriría el trabajo con civiles, una especie de vacío legal que me parece importante comentar.

 También está la policía, con un trabajo enfocado más al acto criminal, a la formación, selección de personal o en grupos específicos según necesidades. Para acceder a este puesto la forma clara es aprobar una oposición para facultativos y técnicos que se convocan según necesidad o por promoción. Sin embargo, hay diferencias notables dependiendo de la comunidad autónoma en las que desgraciadamente no puedo decir mucho más.

La psicología jurídica, aunque presente, no es una figura regulada, es decir, no hay unas competencia ni una figura oficial de psicólogo/a jurídico pero sí existe una rama de conocimiento que también engloba temas como:

  • Mediación: facilitador de comunicación, herramientas y diseños para la solución de un conflicto.
  • Victimología, entendida como el estudio de las características de las víctimas, la agresión y el agresor.
  • Delincuencia, factores de riesgo, prevención y estudio de la conducta criminal.

En resumen, no es una figura única ni en ámbito de actuación ni formativamente, pero que no sea así no quiere decir que no sea una orientación profesional y académica perfectamente viable.

Lo acabamos de ver, ya sea por medio de una oposición o aprovechándote de los conocimiento de la rama para cualquier cosa que pueda aportar en lo privado en, por ejemplo, formaciones para empresas en temas de acoso o apoyo a un gabinete de mediación.


REFERENCIAS:

Soria Verde, M.A. y Sáiz Roca, D. (Coord.) (2006): Psicología Criminal. Madrid: Ed. Pearson Educación.

Vázquez Mezquita, B. (2007): Manual de psicología forense. Madrid: Ed. Síntesis.

http://www.cop.es/perfiles/contenido/juridica.htm

https://www.boe.es/boe/dias/2017/03/06/pdfs/BOE-A-2017-2377.pdf

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2018-5684