Ypsi – Manuel Iglesias Soilán

Psicología, talleres y proyectos educativos

¡De viaje por Lituania!

Posted on

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”

Podría subir fotos sobre lo bonita que es Lituania, pero os voy a dejar con el gusanillo para que sea vuestro próximo viaje porque, de verdad, es un sitio increíble.

Lituania es: bueno, bonito, barato

Viajar es una de esas cosas que te cambia totalmente la perspectiva y, últimamente, me ha dado por viajar a alguno de esos países de Europa que son menos conocidos. Cuando hablamos de viaje a Europa todos pensamos en Francia, Inglaterra, Alemania, Italia, etc.; pero pocas veces nos han hablado de sitios como Bulgaria o Lituania.

Es un país especial. Vilna es preciosa en su totalidad. El hospedaje, la comida y otros servicios son muy baratos, aunque te será difícil encontrar a personas tan animadas como los latinos europeos y la verdad… una vez allí descubres por qué.

Lituania se independizó a principios del siglo XX, pero en la II G.M. fue invadida por dos frentes: la Alemania Nazi por un lado y la URSS por el otro. Imaginad que es ser el frente de dos grandes potencias luchando sin miedo a destrozar lo que hay por el medio…
Según pude saber, tras todo aquello, los servicios de inteligencia de la URSS rondaban la zona constantemente hasta que anexionaron Lituania a la URSS y la población se acostumbró a desconfiar.

Tiene que ser muy duro no poder ni confiar en tu panadero del barrio.

Cambiado de tema ¿quieres un consejo para Lituania? No hagas como yo que iba vestido de rojo, azul y amarillo. Si quieres que no te mire media Vilna escoge entre el negro y el negro.

Definitivamente, el rojo no es una buena opción…

Segunda recomendación. Si vais a un país en el norte os aconsejo no cometer la temeridad de caminar por un lago helado. Es una sensación sumamente extraña… Estás con los pies firmes, pero a un solo paso de que todo el hielo rompa y acabes con una buena hipotermia en el mejor de los casos.

Es una metáfora un tanto macabra de la vida. Todo parece estable hasta que por una pequeña grieta todo se cae.

Manuel Iglesias caminando por el hielo en Trakai (Lituania)

Y como todos los viajes para descansar y desconectar… terminas más cansado que al principio.

¡Nada que no se arregle llevando una buena siesta a la otra punta de Europa!

Dulces sueños…